Un vagabundo en la calle le gritó: era tu mejor amigo del colegio

  • Compartir en Facebook

Wanja Mwaura vive en Lower Kabaete, en Kenia. Un día, mientras caminaba al mercado, un vagabundo le gritó su nombre. Obviamente, ella se acercó a ver por qué este hombre la conocía.

Mientras lo miraba, con su aspecto esquelético, drogado, ropa sucia y ojos saltones no lograba idenficarlo. Pero entonces el hombre se presentó.

Su nombre es Patrick Wanjiru y fue el mejor amigo de Wanja cuando ellos tenían siete años.

¡LA MUJER ESTABA EN SHOCK!

  • Compartir en Facebook

¿Cómo era posible que Hinga –como le llamaban- hubiera terminado así? ¡Era uno de los estudiantes más destacados de la clase! Además, era buenísimo para el fútbol.

PATRICK LE CONTÓ SU HISTORIA

  • Compartir en Facebook

Su vida fue en declive cuando murió su abuela, la única familia que tenía y él tuvo que abandonar la escuela. Sin tener dónde vivir, empezó a drogarse: marihuana al inicio, después heroína.

Su comida la encontraba en la basura y también algunas cosas que pudiera vender para sobrevivir.

MWAURA NO LO DEJÓ EN LA CALLE

  • Compartir en Facebook

Le dio su número de teléfono y entonces él empezó a llamarla y regresó esa amistad que por muchos años se perdió.

ELLA ESTABA DECIDIDA A AYUDARLO

  • Compartir en Facebook

Afortunadamente para él, ella es enfermera, así que tenía conocimientos básicos para ayudarlo. Además, pidió apoyo en las redes sociales para costear su rehabilitación.

PATRICK ESTÁ DECIDIDO A RETOMAR SU VIDA

  • Compartir en Facebook

Ingresó a rehabilitación y está luchando por evitar una recaída.

A VECES SOLO NECESITAMOS UNA MANO AMIGA

  • Compartir en Facebook

¿Te has puesto a pensar lo mucho que una amistad puede ayudar a alguien?

Fuente: lafoka