Ofrecen 10.000 dólares por el asesino de la última loba blanca de Yellowstone

Era la loba más famosa de todo el Parque Nacional

  • Compartir en Facebook

La recompensa por averiguar quién asesinó ilegalmente a la loba más famosa del Parque Nacional de Yellowstone (Wyoming) se acaba de duplicar.

Después de que los trabajadores ofrecieran 5.000 dólares por cualquier información, un grupo de defensa de los lobos suma otros 5.000 dólares. Todo por conocer la identidad de quién tiroteó a la loba blanca de doce años, un espécimen único en el parque, que ha dejado 20 cachorros y a un lobo macho con el que había pasado más de 9 años.

El pasado 11 de abril, unos turistas se la encontraron moribunda y agonizando en el extremo norte de la reserva. Debido a la gravedad de sus heridas, los funcionarios se vieron obligados a practicarle la eutanasia. Detrás de su matanza, sobre la que todavía se está investigando, el presidente de la asociación Wolves of the Rockies ha sugerido que podrían estar los contrarios a una progresiva reintroducción que se lleva haciendo desde hace dos décadas. Esta perspicaz sospecha se basa en que no se llevaron el cuerpo como ‘trofeo’, por lo que puede que solo quisieran acabar con su vida.

“La gente se toma la justicia con sus propias manos y siente que están por encima de la ley. Creen que pueden hacer lo que quieran y que no habrá repercusiones”, manifestó Marc Cook, quien dirige este grupo.

  • Compartir en Facebook

Muchos cazadores y ganaderos se oponen contundentemente a la presencia de lobos en el parque, que ahora rondan la centena. Unos porque se come a las presas que se quieren aniquilar por diversión en una mañana de domingo, otros porque son depredadores naturales de su ganado. La ley sí que establece que se pueden abatir a los lobos si salen del perímetro del parque de Yellowstone, pero la loba no había cruzado la línea. Le atravesaron balas cuando estaba su territorio natural, 110 kilómetros lejos de donde se establece que se puede disparar.

Este asesinato se ha producido después de que un tribunal federal pensara en marzo en retirar a los lobos de la lista de la ley que protege a especies en peligro de extinción. Fue un grupo de ecologistas los que disuadieron al juez alegando preocupaciones como los tiroteos indiscriminados.

“A los lobos del Parque Nacional de Yellowstone se les aprecia. Son valorados globalmente, y las comunidades locales que dependen del turismo se benefician significativamente de su presencia. Devolver los lobos a su hábitat natural tiene un efecto beneficioso en todo el ecosistema“, recordaba Jaimie Rappaport Clark, presidente de los Defensores de la Vida Salvaje.

Popular entre los fotógrafos, a la loba blanca ya no volverá a ser fotografiada jamás.

Fuente: playgroundmag