Ingresan a una mujer en el hospital y unos policías le hacen la comida a sus 5 hijos

Y también lavaron los platos después | La historia se ha convertido en un fenómeno viral mundial

ss
  • Compartir en Facebook

Que la policía está para servir al ciudadano resulta una obviedad teórica bastante evidente, y algo que sabemos todos, pero que en Holanda se toman esto tan a pecho y lo llevan hasta sus últimas consecuencias, resulta algo más sorprendente.

Y es que, desde Eindhoven, nos llega una historia bastante peculiar, y que se ha convertido en un fenómeno viral en las redes sociales, después de saber que dos agentes de policía de esta ciudad de los Países Bajos tuvieron que hacer de ‘canguros’ estando de servicio.

Todo sucedió cuando una mujer tuvo que ser ingresada en el hospital por hipoglucemia (una fuerte bajada de azúcar), por lo que sus cinco hijos iban a quedarse solos en la casa. Pero no, si la policía holandesa lo puede impedir. Y es que dos oficiales del cuerpo se desplazaron a la casa de esta madre para preparar la comida a sus cinco retoños. No contentos con eso, llegaron incluso a fregar los platos, momento en el que se tomó esta foto ilustrativa del peculiar momento.

La instantánea ha levantado multitud de comentarios de gente que apoya la teoría de que no se trata de un hecho aislado, y de que Holanda cuenta con uno de los cuerpos de policía más amables y serviciales de todo el mundo. Así lo ilustraron los diversos relatos -en respuesta a la foto- de turistas a los que algún agente había encontrado borrachos durmiendo en un banco, y que fueron despertados cuidadosamente para luego ser llevados por los oficiales a su hotel o la estación de trenes o autobuses, sin la más mínima regañina o reprimenda.